SOLO PARA ADULTOS (ONLY ADULTOS )

bienvenidos a cornudos colombianos aquí encontraras las fotografías mas exitantes que deambulan por la red en forma gratuita este blog es exclusivamente para adultos y el uso del material aquí compilado es de su entera responsabilidad cornudos colombianos no se hace responsable por el mal uso de el material aquí publicado

lunes, 15 de noviembre de 2010

relatos cornudos

 Llevo mucho tiempo poniéndole los cuernos a mi novia con una amiga de ella que es un putón y la cuestión es que me gustaría compartirla con otros tíos, no me refiero a mi novia sino a la amiga. El novio de ella es uno de esos tios huevones y medio tontos que tienen una pedazo de novia y no le meten caña, y ella recurrió a mí porque siempre nos hemos llevado bien y tenemos mucha confianza.
 Ahora quiero pervertirla al máximo con la ayuda de otros tíos, ya se lo he comentado y la idea le excita, así que espero poder llevarlo a la realidad cuanto antes. Últimamente discute mucho con su novio y la relación no está pasando por su mejor momento, espero que no corten porque a mí lo que más morbo me da es que ella tenga novio y hacerlo un gran cornudo.
 Estas navidades estuvo a punto de pillarnos mi novia en el servicio de una discoteca la noche del 24, porque nos dio un calentón y nos metimos en el servicio juntos para darnos un morreo y si llegamos a tardar un poco más en salir nos pilla mi novia allí dentro, porque la puerta no tenía ni cerrojo ni nada. Bueno, pues un saludo y felicidades por la página.
 
 No se si lo que les voy a contar se le puede llamar ser cornudo, pero ocurrió de esta forma: Trataba de convencer a mi mujer de cual eran mis gustos, pero ella no quería ir con ningún hombre. Al final, y protestando, me aceptó que en el coche la tocara un chico. Fuimos a donde nos esperaba, siendo de noche, y yo pensaba sentarnos los tres detrás para que la pudiera tocar bien y por todas partes, pero de pronto, el chico se sentó en el asiento del copiloto.
 Yo a mi esposa, que ya le había quitado las braguitas, la hice que se sentara con su hermoso culo sobre el chico. No se como se las arregló éste, pero sin ser ese el acuerdo, aunque no había nada hablado, de pronto se la había sacado sin yo darme cuenta, y le metió su miembro en el chochito de mi mujer. Ella no se opuso, porque supuso que era el acuerdo a que había llegado yo con el chico. El caso es que ella no disfrutó, yo casi no me enteré, pero el chico si disfrutó de echarle un buen polvo a mi esposa. 
 

 Ahora trato de convencerla, ya que no tengo claro que eso sea ser cornudo, salvo vuestra opinión, pero ella no quiere, y lo único que está dispuesta a aceptar es a un amigo de ir al cine y que la magree allí. Yo trato de encontrar a ese amigo, que tenga gran paciencia; una especie de novio de mi mujer, que se conforme con lo que ella estaría dispuesta a dar, y que con el tiempo, quizás, aceptara entregarse a él, cuando la confianza lo hiciera posible. Tal vez así pueda decir que soy un cabron con total seguridad, ya que no estoy seguro que lo que os he contado sea ser cornudo. Email.
 
 Trabajo en una clínica donde se practican abortos y una vez se presentó una situación verdaderamente grotesca. El novio de una joven descubrió que ésta estaba viniendo a la clínica, pues quería abortar y le estábamos haciendo las pruebas previas, y un día el chico se presentó aquí, agredió al vigilante de seguridad, a un compañero mío y a la novia por poco la mata. La chica, de 18 años, debía ser algo golfa, ya que se había quedado preñada de otro.
 El novio se había enterado de que estaba viniendo a la clínica gracias a una amiga de ella que le pegó el soplo. "¡Y conmigo no hacías nada, conmigo nada de nada, hija de la gran puta, hija de la gran puta!" le repetía enloquecido a la novia, que por lo visto no mantenía relaciones con él y sí con el corneador. A raíz de este incidente, me pude enterar que ya habían ocurrido un par de situaciones parecidas en la clínica, de mujeres que van a abortar a escondidas de su pareja, porque están embarazadas de otros.
 
 Hola, ante todo, deciros que vuestra web me pone cachondísima. Yo soy una mujer soltera de 38 años y he tenido muchas relaciones, tanto con chicos como con chicas, pues soy bisexual. Siempre me ha gustado ser yo la que manda sobre la otra parte, soy una mujer muy dominante. Una vez estuve saliendo un chico bastante más joven que yo al que le encantaba masturbarse mientras me miraba.
  El juego consistía en que yo me ponía a desfilar con lencería, adoptando poses sexys, realizaba algún streeptease o bien me sentaba delante de él en un sofá y me masturbaba. También me encantaba calentarlo y no dejar que me follara, o dejarlo a medias en pleno acto sexual, así como otras pequeñas humillaciones como no dejar que me tocara en varios días. También tomé por costumbre pegarle mientras hacíamos el amor. Más de una vez terminó con la polla dolorida debido a mi brusquedad y violencia.
 Un buen día, me confesó que quería verme con otro hombre mientras él miraba y se masturbaba. La idea me pareció estupenda, me entró por el cuerpo una calentura enorme, y lo agarré de los pelos, le dí un tortazo y le obligué a que me comiera el coño mientras yo le insultaba. Al poco tiempo lo llevamos a la practica, fue una situación sumamente morbosa en la que el muy cornudo permaneció sentado pajeándose mientras yo me lo montaba con mi amante, que por cierto estaba mucho mejor que él. La verdad es que fue algo sensacional, una experiencia cargada de morbo que recomiendo probar a todas las chicas, sobre todo si su marido es un cornudo consentidor que se lo pide.
 
 Mi experiencia como corneador se centra en la época cuando trabajaba de instalador de gas, la cantidad de mujeres que estaban solas en casa aburridas de la vida y que encontraban distracción en cepillarse al pobre que las iba a visitar. Mas de uno de vosotros ni se imaginaria a vuestras esposas, madres o hermanas comiéndole el rabo en el sofá del comedor de su propia casa a un lampista, las había que ya me esperaban con el salto de cama que les había regalado su marido y que se negaban a ponérselo para él, en cambio cuando llegaba yo ya estaban duchaditas y bien guapas.
 Un caso excepcional era el de una carpintería donde trabajaban el marido y sus dos hijos, y arriba estaba la madre sola, fui un par de veces y una vez me la chupó prácticamente en el recibidor, otra vez la puse a cuatro patas en la mesa de la cocina, con el riesgo que subiese alguno de los mastodontes que tenía por parientes y nos pillase dale-que-te-pego. Qué vicio de mujer, era una pelirroja cincuentona con mucha hambre en el clítoris. Ni que decir tiene que ni revisaba el gas ni leches, salía de ahí con los huevos como dos garbanzos. Otra que también iba cachonda era una arquitecta que trabajaba en casa mientras su marido también arquitecto salía a ver las obras por ahí, ese era peligroso porque aparecía por sorpresa, ya que el despacho era su domicilio. Esa ya me llamaba sin que tuviese problemas en la caldera ni nada. Le encantaba morder los pezones, las orejas...todo.
 El reto final es que se ponía los huevos en la boca y te enseñaba los dientes como si fuese a morder. Si aguantabas el tipo sin rechistar te obsequiaba con una mamada de antología. Eso si que era descarga de adrenalina. Otro día os explicaré mas aventuras corneadoras. Recibid una felicitación por la pagina, me satisface saber que hay cornudos que se alegran por ello haciendose pajas mientras me follo a sus mujeres. Eso es hacerle la vida agradable a uno... ¡y yo que tenía remordimientos de conciencia cada vez que me trincaba a una casada y ahora resulta que hago un bien social!.
 Hola a todos los visitantes de esta página, quiero contarles como conseguí que mi mujer me pusiera los cuernos. Estamos casados hace 6 años y siempre he querido verla follada por otros, al principio la idea no le gustaba hasta que fuimos a un local de intercambio y conoció a un chico muy guapete. Mi sorpresa fue que inmediatamente me dijo que quería estar con él. Yo por supuesto acepté con gusto. Para no hacer tan larga la historia solo decirles que la folló toda la noche y desde ese día mi mujer es una auténtica puta. Hemos hecho varios tríos y disfruto verla llena de polla. Quien quiera contactar con nosotros debe tener sitio en Valencia, ser educado y mejor si está dotado. Escriban a este mail.
 En mis muchos años de cornudo activo y pasivo he conocido muchos casos que me gustaría contaros. Recuerdo con especial agrado a un joven matrimonio, sobre los 30 años, del entorno de Barcelona, ella una morena de piernas espectaculares y faldas cortas, que jodía con un hombre mayor, cincuentón, cocinero de un barco que hacía escala cada diez días y poseedor de una gorda polla que, ya antes del viagra, hacía las delicias de la chica. Le gustaba tanto que el marido llegó a ponerse celoso y eso que era cornudo consentido y promotor del adulterio de su esposa, es decir: cabrón, y por encima le cobraba al cocinero diez mil pesetas por cada visita.
 Cuando el hombre llegaba a casa el marido lo recibía en la puerta, recogía el dinero y algún regalillo que les hacía tipo queso o embutidos, y lo hacía pasar al salón donde la esposa esperaba provocativa, unas veces con las tetas al aire o bién desnuda de cintura para abajo, por lo que el cocinero se empalmaba como un burro y sin mas se tiraba a besar y a magrear a la esposa delante del marido. Eso si, para joder exigía intimidad por lo que se acostaba con la esposa en la cama matrimonial mientras el cabrón se la cascaba detrás de la puerta y escuchaba gritar a la mujer que normalmente se corría un par de veces. Esta situación duró bastantes meses hasta que el barco cambió la ruta.
 
Hola. Hay unos vecinos de mi edificio que desde hace tiempo vengo observando ciertas cosas que me hacen pensar que él es un cornudo consentido y ella una puta. He visto entrar y salir de su casa a gente que me da la impresión que... bueno, que ahí pasa algo.
 Había un chico cubano que venía casi todos los sábados sobre las 10 de la noche y se iba por lo menos a las 6 de la mañana. Una vez subí en el ascensor con uno que iba a su casa y lo que hice fue bajarme en la misma planta y despues de que entrara a la casa me quedé fuera en el rellano escuchando. No permanecí allí mucho tiempo por miedo a que alguien de repente saliera y me pillara, pero sí escuché que cuando entró estuvieron presentándose, es decir, que era la primera vez que se conocían en persona.
 Cuando llegué a casa me hice una buena paja imaginándome al muchacho ese follando con la puta de mi vecina mientras el marido miraba. Una cosa que tambien me puso super cachondo fue una vez que mi padre tuvo que ir a su casa a consultarle no se qué cosa, ya que en esos momentos era presidente de la comunidad el cornudo, y volvió diciendo que la tía estaba con un camisón transparente y medio enseñando las tetas en el salón hablando con un hombre amigo del marido.
 Me tuve que hacer un pajote imaginándome a la puta de mi vecina con esa pinta tonteando con un amigo del cornudo mientras éste hablaba con mi padre en el recibidor. En definitiva, que estoy seguro al 99% que mi vecina de arriba es una puta y su marido un cornudo consentidor.

 
 Hola soy Eva y os voy a contar mi propia historia de infidelidad. Yo tenía un novio que una vez discutiendo me puso la mano encima, me pegó un puñetazo en el brazo y yo se lo conté a mis amigas más íntimas. Estas amigas me comieron la cabeza para que me vengara de él poniéndole los cuernos, y al siguiente fin de semana me enrollé con un chico y me lo follé. Lo hice más que nada porque mis amigas me presionaron, y que curioso es el destino que hoy en día una de esas amigas está saliendo con ese chico. 
 Hola amigos, los polvazos mejores que he echado en mi vida fueron con la novia de un tío que me pillaba coca, porque yo hace unos años me dedicaba a trapichear con las drogas, vendía coca y pastillas para sacarme unas pelas, ya sabéis, las típicas cosas que se hacen cuando eres un niñato para quedar de guay ante los demás y follarte a más tías.
 En fin que me venía casi todas las semanas un chaval acompañado de su novia y me pillaba un gramito, pero poco a poco a la novia le entró la curiosidad de probarla y ya en vez de un gramo me pillaban 2, 3... cada vez me pillaban más porque la tía se envició a tope. Os describiré como era: pelo muy liso, media melena, teñida de rubia, estatura media, delgada con tetas medianas con una forma perfecta, y un culo en su justa medida, ni grande ni pequeño. Y lo mejor de todo era como iba vestida, siempre con ropa hiperajustada, marcando coño y pezones...algo bestial os lo juro.
 Todo empezó porque comenzó a llamarme al móvil para pillarme coca sin que el novio supiera nada, porque se había enviciado tanto que no podía resistir hasta el siguiente fin de semana sin meterse. Siempre que me pillaba se metía las rayas conmigo y un día que no estaban mis padres acabamos follando en la habitación, y a partir de ahí fueron muchas más veces. Aun sigo haciéndome pajas recordando a la zorrita toda encocada y botando sobre mi polla. También era tope morboso verla metiéndose una raya mientras yo seguía follándomela...Era la ostia.
 
 Hola. Soy un visitante de esta página desde hace tiempo aunque nunca me había decidido a colaborar pero, después de leer el testimonio del chico de 24 años de hace unos días acerca de su madre, me he decidido a hacerlo. En este caso el cornudo es mi padre y mi madre la que se los puso bien puestos. Mi padre tiene un trabajo que le obliga a viajar mucho y a veces a  pasar varios días fuera de casa.
 Uno de esos días en que mi padre estaba fuera de viaje nos dejaron salir antes de mi trabajo y volví a casa con bastante antelación. Nada más entrar me extrañó oír que la televisión estaba puesta bastante alta a pesar de que no había nadie viéndola. Iba a bajar el volumen cuando entonces oí unos gritos que venían del dormitorio de mis padres. La que gritaba era mi madre y no me hizo falta mucho más para saber lo que estaba pasando en el dormitorio porque estaba gritando como una auténtica guarra.
 No pude ver nada porque estaban con la puerta cerrada pero a juzgar por los gritos que pegaba mi madre se la debían de estar follando bien follada, parecía que la estuviesen matando a polvos. Eran los típicos gritos de:" ¡Fóllame, fóllame! ¡Más,más, más! ¡Así, así! ¡Sigue, sigue! ¡No pares, no pares!" y otros por el estilo. Entonces me di cuenta de que habían dejado la tele tan alta para que los vecinos no la oyeran gritar de gusto mientras se la follaban pero gracias a eso tampoco me habían oído entrar a mi. Estuve escuchando un buen rato dudando entre si interrumpirlos o no y debo reconocer que hasta me puse un poco cachondo.
 Después de un rato me fui y salí de casa silenciosamente y me escondí cerca para ver si podia ver al fulano que se estaba follando a mi madre. Después de un buen rato la puerta se abrió y vi como mi madre despedía con un beso ¡al jefe de mi padre! Por lo visto se lo habían montado de puta madre. Cada vez que el jefe quería follarse a mi madre mandaba a mi padre de viaje con alguna excusa y entonces él iba a nuestra casa y se la follaba a placer. La situación duró varios años y la cosa llegó a tal extremo que, al final, el jefe mandaba a mi padre "de viaje" casi todas las semanas y ya os imagináis. Al final, supongo que cuando el jefe se cansó de follársela, el muy cabrón despidió a mi padre dejándolo en el paro y a mi madre con un palmo de narices después de habérsela follado todo lo que quiso y más.
 Lo más patético del caso es que cuando mi padre empezó a trabajar en la empresa vino un día a casa comentando entre risas que le habían dicho que su jefe era un putero y que tenía fama de follarse a las mujeres de sus empleados y mi madre reaccionó muy indignada diciendo que si qué cabrón, qué hijo de puta, etc. sin que ninguno sospechara que ella seria la siguiente a la que el tío se iba a cepillar. Yo estuve mucho tiempo dudando entre si contárselo a mi padre o no y me sentí bastante culpable pero al final decidí que no arreglaría nada con contarlo y dejé las cosas como estaban. Si alguien quiere hacer algún comentario puede escribirme a mi email.





























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada